Colegio

Bullying cibernético y sus consecuencias

20 febrero, 2017 — by Cristhian Manzanares

main

Colegio

Bullying cibernético y sus consecuencias

20 febrero, 2017 — by Cristhian Manzanares

El cyber bullying (expresión en inglés para referirse al acoso cibernético o ciberacoso) afecta a personas de cualquier edad y género, incluyendo niños, adolescentes y adultos, quienes pueden sentirse muy estresados y solitarios cuando son acosados en Internet. El ciberacoso te puede hacer sentir sobrecogido, lo cual puede resultar en que muchos se sientan avergonzados por pasar por un momento tan devastador, sin saber qué tipo de apoyo tienen disponible. Muchos chicos se sienten incapaces de confiar en un adulto porque tienen vergüenza y se preguntan si serán juzgados por eso, si les dirán que los ignoren o que cierren sus cuentas de redes sociales, lo cual quizás no quieran hacer. En este post trataremos de explicar un poco el bullying cibernético y sus consecuencias.

¿Qué es el ciberacoso?

Primero definamos bien de qué se trata. Se define como “el uso de tecnología para acosar, amenazar, avergonzar y señalar a otra persona”, lo que significa que chicos y chicas pueden ser acosadas a través de emails, mensajes de texto, mensajes de voz, chats de redes sociales y diferentes webs.

El ciberacoso suele manifestarse a diario, y este puede darse con o sin intención: El acoso intencional significa que el acosador (o bully, como se le llama en inglés) sabe lo que está haciendo y continúa haciéndolo hasta que se logra el resultado. El acoso sin intención es un acto donde el o la bully no quiere acosar intencionalmente a la víctima, por ejemplo, haciendo un chiste que para algunos chicos puede resultar gracioso pero para otros no. Este último generalmente se detiene una vez que el acosador es confrontado, mientras que el primero continúa aun así alguien le haya explicado que sus acciones afectan a otras personas.

Entre las muchas formas en las que se manifiesta el ciberacoso, podemos enumerar las siguientes:

  • Comportamiento amenazante usando cualquier tipo de tecnología.
  • Publicar comentarios falsos o fotos vergonzosas en redes sociales.
  • Crear perfiles falsos o diseñar páginas webs para causar daño a las víctimas.
  • Cualquier otra conducta online realizada para menospreciar, avergonzar o asustar a la víctima.
  • Amenazar con publicar fotos, videos o comentarios vergonzosos, a menos que la víctima haga lo que se le pida.
¿Cuáles son los efectos Y CONSECUENCIAS del ciberacoso?

Como ya hemos visto, el acoso cibernético ya salió de los límites del colegio, el riesgo de estar bajo amenaza está presente en todo momento, sin importar donde estemos o con quién estemos. Los casos más frecuentes y duraderos de acoso pueden tener un inmenso impacto tanto en el acosador como en la víctima. Entre las consecuencias del ciberacoso figura el tener a ambas partes, víctima y bully, con altos riesgos de depresión, ansiedad y desórdenes causados por estrés. Otros síntomas más graves son sufrir pensamientos suicidas, intentos de suicidio o lamentablemente, cometerlo.

De otro lado, los acosadores pueden ser suspendidos del colegio o ser separados de los equipos deportivos en los que participan, y dependiendo de los actos y motivos de los acosadores, pueden haber consecuencias legales, en algunos hasta se pueden presentar demandas civiles y levantarse cargos criminales, por acoso, infringir intencionalmente dolor emocional, negligencia y responsabilidad vicaria.

Dependiendo de lo que le pase a la víctima, como resultado directo del acoso, también se pueden levantar cargos criminales, incluyendo crímenes de odio, suplantación de identidad, acoso y múltiples violaciones de acuerdo a las leyes vigentes.

En la actualidad, en algunos países, o estrictamente en algunas localidades (estados, provincias) no existen leyes nacionales que aborden específicamente la cuestión del acoso cibernético. Sin embargo, sí se han puesto en vigor las leyes anti-intimidación. Estas leyes varían de estado a estado, pero todos están de acuerdo en lo que es el acoso cibernético y las ramificaciones legales asociadas con ser un matón.

Porque finalmente, eso es lo que verdaderamente significa ser un ciberacosador. Y si algo podemos notar, es que no conduce absolutamente a nada bueno. Si ves o sabes que alguien es un acosador, denúncialo. Si conoces a alguien que está siendo víctima de un ciberacosador, apóyalo. Acabemos con esas prácticas ahora mismo.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *