Colegio

Deportes que no puedes dejar de practicar este verano

12 diciembre, 2017 — by MundoPilot

main

Colegio

Deportes que no puedes dejar de practicar este verano

12 diciembre, 2017 — by MundoPilot

Si sigues regularmente una rutina de ejercicios, no te será difícil añadir un deporte más a lo que ya vienes practicando, un poco para no aburrirte de hacer siempre lo mismo (sobre todo si son ejercicios estacionarios, como en los gimnasios), y precisamente la temporada de verano te ofrece muchas oportunidades para aprender o desarrollar más habilidades físicas, y por supuesto, obtener todos los beneficios que esto trae consigo.

Aquí te hemos preparado una lista de deportes que no puedes dejar de practicar este verano, perfectos para personas que les gusta salir a disfrutar del sol, sean principiantes o con un nivel de entrenamiento más elevado. Lo mejor que estos deportes de verano pueden convertirse en tus favoritos para toda la vida. ¡Practícalos!

  • Tennis

    Sin importar tu edad, aprender a jugar tenis (o mejorar tu técnica, si ya llevas un tiempo practicándolo) ayuda a mantener tus sistemas musculares y cardiovasculares en forma, sobre todo a una mayor edad. Además, el tennis es un deporte de estrategia, lo cual ayuda muchísimo a tu cerebro. Puedes jugarlo a un nivel moderado al principio, a tu propio ritmo, de forma recreacional, y así aprenderás que a veces es más cuestión de colocación que de fuerza en el golpe de la raqueta. Todo tu cuerpo estará en movimiento, tu circulación mejorará, así como tu coordinación de manos y ojos, y sobre todo quemarás calorías y grasas.

  • Natación

    Es una de las mejores formas de ejercicio, su impacto en tu cuerpo protege tus articulaciones de las lesiones. Una vez que comienzas a nadar, no vas a dejarlo por nada, y te servirá para toda la vida. Nadar quema grasa, sirve para ejercicios cardiovasculares y con un buen régimen tu cuerpo estará en una forma envidiable. El agua te da soporte, ofrece resistencia, puedes comenzar a un nivel bajo e ir subiendo en dificultad poco a poco, y en verano es una actividad que puedes compartir con toda tu familia. Puedes encontrar una piscina en cualquier club, y algunas municipalidades ofrecen piscinas para su comunidad totalmente gratis (o por un pago mínimo).

  • Hiking

    Para algunos caminar no les suena a una actividad atlética, pero una caminata por bosques y montañas puede volverse una actividad muy intensa. Ayuda a construir los músculos de tu cuerpo de forma más variada, y de paso te da la oportunidad de respirar toda la naturaleza que te rodea. Sortear el clima y el territorio puede representar todo un desafío, pero también podrás apreciar paisajes inolvidables. También es una actividad que puedes comenzar en un nivel no tan exigente e ir subiendo de acuerdo a tu capacidad. Tu corazón y tu circulación se verán premiadas, así como el fortalecimiento de tus huesos y de paso quemas calorías y desarrollas mucha resistencia física.

  • Montar bicicleta

    Claro, tampoco se trata de pedalear como si participáramos en el Tour de France, pero este deporte, en apariencia simple (se trata de pedalear, no más, ¿no?), desarrolla un saludable hábito, el cual además resulta siendo muy versátil. Puedes ir en bicicleta por distancias cortas para realizar cualquier actividad (hacer compras pequeñas, dejar encargos ligeros, recoger algún pendiente), hasta realizar largos recorridos, con varios kilómetros de distancia recorridos. No pedimos que te conviertas en un experto triatlonista, pero pedalear sirve para mejorar tu resistencia, ejercita tu sistema cardiovascular y quema calorías.

  • Paddle Boarding

    Si sientes que la piscina te restringe, y quieres exigirte más (o simplemente, disfrutar del agua de mar), esta es una muy buena opción, y muy divertida, además. El paddle boarding implica estar parado en una tabla de surf y remar sobre el mar. De hecho, su logística es un poco más complicada (y mucho más cara, por supuesto), pero tiene algunos beneficios a considerar. El ejercicio corporal es exigente, te brinda equilibrio y coordinación, además de combinar con la natación con ejercicios de espalada (sobre todo la espalda baja) ¿Ya mencionamos que es muy divertido? Si deseas una opción más extrema, te recomendamos el kitesurfing. Y si lo tuyo es ir debajo del mar, nada como unas clases de buceo.

  • Fútbol playa

    Si probar agua salada no es mucho lo tuyo, en la arena también te puedes divertir. Y no tienes que patear un balón, necesariamente. También lo puedes golpear con las manos sobre una red. O ni siquiera debes usar una pelota, pues con un fresbee puedes estirar músculos, correr sobre la arena caliente, lanzarte sobre ella si deseas, y mejorar tu coordinación entre manos y ojos. Además, son deportes que puedes practicar con toda tu familia y amigos.

¿Qué te parece esta lista de deportes de verano? ¿Te gusta practicarlos? ¿Qué otros añadirías a esta lista? Cuéntanos en los comentarios.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *