main

Colegio

Cómo mantener mis calificaciones altas en secundaria

23 agosto, 2017 — by MundoPilot

La secundaria significa, entre otras cosas, mayores responsabilidades académicas puesto que, en mayor medida, cada año ahí representa que estamos mucho más cerca de nuestro ingreso a la universidad o instituto, es decir, más cerca de tener una exigencia mucho mayor sobre nuestros estudios. Mantener un buen promedio en la secundaria en algunos casos te abre posibilidades para las casas de estudios superiores, así que debería ser un tiempo que puedas aprovechar de la mejor manera posible.

Otro tema a considerar es que mantener tus buenas notas hace que te acostumbres a un ritmo y una rutina de estudia que te beneficiará para cuando comiences a estudiar una vez que salgas del colegio, así que si te estás preguntando cómo mantener altas mis calificaciones en secundaria, en esta publicación te vamos a dar algunos consejos para lograrlo. Tenlos muy en cuenta.

  1. Encuentra tu motivación

    Ingresar a la universidad o al instituto donde puedas seguir la carrera que te apasiona puede ser, en efecto, ese “empuje” que necesitas para mantener tus notas altas. La motivación es el combustible que te ayudará a esforzarte cada día, y es un elemento que no se debe dejar de lado, porque su impacto y las posteriores recompensas serán muchas; no solo es el hecho de ingresar a esa universidad, sino también será un motivo de orgullo familiar, que es algo que tampoco debes menospreciar, pues incluso desde tu propia familia puede llegar ese impulso para esforzarte más.

  2. Elabora un plan de estudios (y úsalo con sabiduría)

    Este es un paso importantísimo. Porque en secundaria tienes que estudiar muchísimas cosas, y realizar muchísimas actividades, muchas de ellas extracurriculares (además de, claro, ser un adolescente, no es tan fácil eso tampoco, ¿verdad?). Entonces, necesitas administrar tu tiempo con propiedad. Una vez que empiezan las clases, empiezan las tareas, así que programarte y organizarte desde el principio te viene bien. Haz tu plan, y sobre todo, ajústate con disciplina a él. No querrás perderte tu(s) fiesta(s) de (pre)promoción, ¿o sí?

  3. Conversa con tus profesores

    Despejemos todas las dudas de una vez: cuando se trata de aprender, tu profesor ES un aliado, no un monstruo. Así que si algo no te queda claro en una clase, sobre alguna materia o curso, acércate a él y comunícate. Mientras mejor te relaciones con ellos, mejores resultados obtendrás. No se trata de que te “ayuden” a pasar el curso, sino de que logres entender mejor lo que estás estudiando. No hay mejor lugar para hacer esto que en el colegio. Luego en la universidad, tendrás que realizar esta práctica con mayor asiduidad, sobre todo en el primer o los primeros ciclos, y créenos: no serás el único. Esta es una gran forma de mejorar tu aprendizaje.

  4. Duerme bien

    No es broma. Ni tampoco algo banal. Tu cuerpo y tu mente en el mejor estado son importantes para un mejor aprendizaje. Debes otorgarle a tu sueño el horario adecuado para que tu rendimiento no se vea afectado; dormir mal significa, por ejemplo, no prestar buena atención en clase. Así que mientras mejor duermas, mejor ánimo y resistencia tendrás para tus estudios. Además, recuerda que el ritmo universitario es mucho más intenso (y seguramente, tus horas de sueño ahí se reducirán dramáticamente) así que es mejor que puedas dormir bien en esta etapa de tu vida.

  5. Estudia con quienes también quieran estudiar

    Una cosa es la amistad, otra son los estudios. En ocasiones no van de la mano. Eso no está mal, así sucede, cada cosa tiene su momento y su situación. Para cuando la época de exámenes y evaluaciones se avecine, el ritmo de estudio se intensifica, así que una buena ayuda puede ser formar un grupo de estudio activo y participativo, en el que puedas aprender y entender cosas que quizás por tu cuenta no lograbas descifrar del todo. Esto es positivo porque todos tendrán un objetivo común. Además, para estudiar te puedes valer de todas las herramientas y técnicas posibles, y compartirlas (o aprender una nueva) con tus compañeros. Finalmente, también puedes consultarle a personas que conozcas que ya acabaron el colegio y se están preparando para seguir estudios superiores, para que te puedan aconsejar y recomendar algún método que puedas utilizar.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Qué otros nos puedes recomendar? Cuéntanos en los comentarios qué tips seguiste y cuáles fueron tus resultados.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *