Mundo Pilot

¿Qué es la depresión de invierno?

18 mayo, 2016 — by Mi manzana

main

Mundo Pilot

¿Qué es la depresión de invierno?

18 mayo, 2016 — by Mi manzana

Nuestro clima está loco. Por ejemplo, Lima puede amanecer muy fría un día y al cabo de un par de horas un repentino sol de verano nos ataca sin piedad, a pesar que ya es invierno en esta parte del planeta. Sin embargo, más allá de lo inconstante de nuestras temperaturas capitalinas y corporales, para algunas personas el saber que es invierno les afecta más que a otras. Y esto tiene un nombre: Trastorno Afectivo Estacional.

También te puede interesar: [Alimentos para ser feliz]

En estas líneas hablaremos un poco este trastorno y así entender qué es la depresión de invierno, como se le llama comúnmente. Muchos expertos consideran que en el TAE la depresión está desencadenada por la respuesta del cerebro a la disminución de la exposición a la luz natural. Evidente, se presenta mayoritariamente en esta temporada debido a que los días son más cortos en el invierno y hay poca luz. Por ejemplo, en los estados del norte de Estados Unidos tienen una mayor incidencia en el trastorno debido a esta causa, pero existe un tratamiento para aminorar los síntomas, llamado Terapia de Luz, que mencionaremos más adelante.

Geográficamente, la  “depresión de invierno”; ocurre en regiones del mundo alejadas de la línea ecuatorial donde el ritmo biológico natural del organismo se ve trastornado por los días más cortos de invierno; solo en el norte de Europa este trastorno afecta a más de 12 millones de personas.

La “depresión de invierno” ha sido reconocida como un diagnóstico psiquiátrico desde mediados de los ochentas y se tiene archivo de ella desde 1970. No olvidemos que el trastorno afectivo estacional es mucho más que sentir poca energía, es considerada una depresión clínica provocada por el cambio de temporada y en la mayoría de los casos suele ser recurrente. No es algo para tomar a la ligera.

¿Cómo se puede combatir el TAE?

Las teorías actuales se concentraban en el papel que podrían tener dos sustancias químicas específicas en el cerebro: melatonina y serotonina, que ayudan a regular los ciclos de sueño-vigilia, la energía y el estado de ánimo. Ahora unos escáneres cerebrales han confirmado estas sospechas: la gente con este síndrome no controla de forma efectiva la serotonina durante los meses de invierno. Cuando las noches se hacen más largas durante el otoño, es cuando se registra una disminución en los niveles de serotonina activos.

Hay una amplia gama de tratamientos disponibles para este trastorno tales como la ya mencionada terapia de luz y la terapia cognitivo-conductual. Pero también se sabe que el consumo de una dieta equilibrada, reducir el consumo de cafeína, más la práctica de ejercicio puede ayudar a superarlo, así como pasar el mayor tiempo posible al aire libre porque –incluso cuando está nublado– la luz es mayor que en el interior de un edificio.

Y la terapia de luz, ¿cómo funciona? El paciente es expuesto a un tipo de luz especial durante 30 minutos al día y con este simple tratamiento también llamado luminoterapia pueden haber cambios en los desequilibrios emocionales que provocados por el desorden.

Si crees que eres presa de la depresión de invierno, consulta con un especialista de inmediato. Es momento que salgas a la calle.

Pilot BP-1 RT

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *