main

Colegio

¡Celebra Fiestas Patrias!

28 julio, 2017 — by MundoPilot

¡Felices Fiestas Patrias!

Un 28 de julio siempre es especial para todo peruano. A pesar de las dificultades que siempre pasamos en un país tan difícil como el nuestro, tener unos días de descanso nos hace reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestras familias y amistades. Por eso mismo aprovechamos para hacer algunas cosas que no podemos normalmente durante la semana, y también, por qué no, darnos unos gustitos. ¡Para algo debe servir nuestro esfuerzo!, ¿verdad?

El desayuno es típico en estas fechas, ir a una chicharronería a comprar un delicioso pan con chicharrón ya es parte de nuestro ritual de fiestas patrias. Pan, cerdo en trozos, y cebolla con camote, más su rico café caliente, completan el primer alimento del día.

Si eres de los que les gusta quedarse en casa, seguramente estos días serán ideales para ponerte al día con tus series favoritas y mandarte unas maratones con todas ellas, y sino, puedes ver la misa Te Deum (A ti, Dios, en español), en donde el Cardenal de la Iglesia Católica del Perú ora por el buen destino de nuestro país; y posteriormente, oír el discurso presidencial como cada año, para ver si hemos avanzado o no en materia económica (PBI, desempleo, comercio internacional, etc.), en educación, y otros aspectos de nuestra sociedad.

Pero si quieres aprovechar este día para no quedarte encerrado en casa, lo mejor que puedes hacer es darte una vuelta por el Centro Histórico de Lima, donde encontrarás interesantes tours guiados por sus antiguas calles y casonas. Algunos de estos son hechos caminando, lo cual hace más vivencial la experiencia. También puedes buscar si es que algún museo histórico tiene entrada gratis, pues suelen abrir sus puertas sin costo alguno por estas fechas. Qué mejor oportunidad para conocer un poco más de nuestra cultura. De la misma forma, recuerda que la Feria del Libro de Lima ya abrió sus puertas, y si te gusta la lectura, y quieres aprovechar estos días libres para leer algo nuevo, no debes dejar de visitarla en la Av. Salaverry.

Para el almuerzo, nada mejor que acudir a un festival gastronómico. Recomendarte un plato sería ocioso, porque la variedad de platillos que podemos escoger es prácticamente ilimitada. Si sale sol, quizás nos provoque un buen cevichito, o si de pronto hace frío, para variar probaremos una rica pachamanca, o por qué no, un rico plato de tacacho con cecina. Hay de todo para todos. Y luego, ¿un postrecito? Por supuesto. Qué tal un combinado de mazamorra con arroz con leche, o tal vez unos picarones con miel, o sino su rico suspiro limeño.

Si te quieres guardar temprano porque quieres ver la parada militar (o ir a verla directamente), te recomendamos madrugar pues la av. Brasil, lugar donde habitualmente se realiza, se llena desde las primeras horas del amanecer. Sino bien puedes verlo por la televisión, si ya te aburriste de ver Netflix todo el día. Como ya debes saber, este desfile se realiza los días 29 de julio de cada año porque en este día se les rinde honor a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional del Perú.

Pero si es 28 por la noche y decides salir, no hay vuelta que darle, hay que celebrar a lo grande. Y por supuesto, para cerrar con broce de oro estas celebraciones, hay un lugar a donde no debes dejar de ir: ¡una buena peña criolla! Aquí cuentas con distintas y agradables opciones.

Por ejemplo, la ‘Asociación Cultural Musical La Casa de Pepe Villalobos’ en Lince te recibe en un agradable ambiente familiar con música en vivo y la mejor cocina criolla. Barranco no se queda atrás, y se viste de rojo y blanco para recibirnos en ‘La Oficina’, celebra y tradicional peña con muchos años celebrando con lo mejor de nuestra música criolla y ricas viandas. Ya que hablamos de clásicos, el ‘Sachún’ de Miraflores es uno de ellos, una peña donde podrás disfrutar diferentes expresiones de nuestro folklore nacional, disfrutando música de todos los rincones del Perú en un solo lugar. Y si buscas un increíble repertorio de danzas típicas, te recomendamos ir a la ‘Asociación Cultural Brisas del Titicaca’ en el Centro de Lima, además de una carta con variedad de platos de la sierra.

Este 28 de julio, tú también celebra Fiestas Patrias. ¿Hay algo que te gusta hacer el 28? Cuéntanos en los comentarios.

Colegio

5 platos emblemáticos del Perú

14 mayo, 2017 — by Renzo Risco

shutterstock_517536841-960x640.jpg

Todos sabemos que el Perú es un país muy diverso. Contamos con muchos insumos que exportamos, esto nos ha dado la oportunidad de crear fusiones e inventar platos de comida de diferentes tipos. En esta oportunidad te contaremos 5 platos emblemáticos del Perú.

  • Ceviche

Según la RAE (Real Academia Española), este plato puede escribirse de 4 formas distintas y todas son aceptadas. En la antigua Cultura Moche, se preparaba un plato a base de pescado, el cual era fermentado con tumbo (fruta de origen local). En el imperio Incaico se preparaba pescado macerado con chicha. Luego, con presencia hispánica, se cocinaba el pescado con ají y naranja agria. Después de varios años se cambió la naranja agria por limón y es como aún se conserva hasta el día de hoy la preparación básica de nuestro plato bandera: El ceviche.

  • Rocoto relleno

Este es un plato típico de Arequipa, se encuentra elaborado a base rocoto, fruto picante. Dentro del rocoto, podemos encontrar carne molida, olivo, guisantes, queso fresco, todo ello aderezado con comino y perejil picado. Esto se pone al horno y está listo para comer. Es un plato bandera de la gastronomía peruana y se puede acompañar con una papa horneada.

  • Ají de gallina

Otro gran exponente de nuestra gastronomía. Tiene una reparación un poco más complicada que los anteriores,  se hierve el pollo y luego desmenuza. Luego se pone en cocción ají y añade la gallina, se le puede incluir pan para lograr mayor espesor de la crema. Al final, se echa toda la masa encima de rodajas de papa, huevo y tendremos un plato contundente.

  • Lomo saltado

Un plato con muchos insumos, entre ellos: Carne de res, sal, pimienta, comino, cebolla, ajo, ají verde, vinagre tinto o blanco, tomate, perejil, papas, aceite, sillao y un chorrito de pisco. Está hecho a base de una fusión entre comida oriental con insumos peruanos. El plato narra de los finales del siglo XIX.

  • Papa a la huancaína

Muchas personas piensan que este plato nació en la ciudad de Huancayo, otras dicen que es de Lima. Existen dos historias, una cuenta que trabajadores del tren Lima – Huancayo consumían un plato hecho a base de papas y una crema de ají amarillo, todo preparado por una mujer huancaína. La otra historia es de un obispo, el cual cuenta fue creado por una mujer huancaína.

Coméntanos, ¿Cuál de estos platos es tu favorito?

Colegio

Mitos y leyendas de la selva del Perú

10 enero, 2017 — by Renzo Risco

shutterstock_161805821-960x640.jpg

La selva peruana es amplia y llena de vegetación, así como hay comunidades que conocemos, deben existir otras que viven totalmente apartadas de la civilización y tienen sus propias costumbres y deidades. Esta vez te contaremos algunos mitos y leyendas sobre seres que habitan en los rincones más profundos de la selva del Perú.

  • La sachamama

Dice la leyenda que en los rincones más profundo de la selva se encuentra una boa gigantesca, la cual es capaz de atraer a sus presas y devorarlas en un santiamén. Se cree que conforme va creciendo, le es imposible moverse y empezar a raptar para buscar víctimas, por ello suele quedarse estática y rodeando una gran área con su poderosa cola. Pobre de la persona o animal que llegue a ese rincón de la selva, antes de que se dé cuenta ya tendrá los huesos triturados y estará siendo ingerido por esta mortal boa.

  • El Yacuruna

El mito cuenta que en lo profundo de la selva peruana habita una deidad, como Poseidón para los griegos; el Yacuruna es un hombre que vive navegando los ríos y quebradas sobre un enorme lagarto negro y con boas que lo rodean como un cinturón. Se dice que tiene el poder de controlar a las criaturas de los ríos y en el día duerme en lo más profundo de estos, pero siempre alerta de que vaya a pasar una hermosa jovencita. Se rumora que hechiza y enamora a las chicas más bonitas y las lleva a lo profundo de los ríos donde se pierden y nunca más ven el exterior.

  • La Runamula

Cuenta la leyenda que con la llegada de los españoles al Perú, cuando los misioneros se adentraron a la selva para conocer, las mujeres que caían enamoradas de ellos y tenían una relación y familia se transformaban por las noches de luna llena en mitad mulas y mitad seres humanos que se dedicaban a  espantar a la población. Muchos hombres de las tribus empezaron a hacer guardia para poder observar a qué casas volvían y descubrir a las infieles.

  • El Tunche

La leyenda cuenta que el Tunche es un ser que vive en lo más profundo de la selva a escondidas y sale  en la noche a asustar a las personas. Sin embargo, es depende de qué clase de persona es, ya que si es una persona mala a la que encuentra la hará sufrir y atormentará hasta traumar; y si es una persona mala, la hará saber que existe para que no haga alguna maldad más adelante y se acuerde de él.

Se rumorea que anda cerca a pueblos y cuando silba muy cerca, es un indicio de que habrá muerte, hambre, enfermedades y terror dentro de esa comunidad.

  • El runapuma

Es una leyenda muy antigua, cuenta que en los rincones más apartados de la selva viven brujos muy poderosos y que siempre buscan volverse más poderosos de lo que ya son. El grado de ambición llega a tener que beber sangre y comer carne humana, por esto cuando tiene hambre invoca a cánticos que los hacen transformarse en poderosos y grandes jaguares negros para poder atacar a las personas con el infortunio de pasar por su camino. Una vez que saciaban su hambre y sed vuelven a su estado natural.

La selva oculta grandes historias y probablemente existan muchas más en los rincones más alejados, coméntanos ¿te gustaría adentrarte en las profundidades de la amazonía? ¿qué otros mitos y leyendas de la selva peruana conoces?

Colegio

La historia de tus platos favoritos

27 diciembre, 2016 — by Cristhian Manzanares

shutterstock_255404581-960x738.jpg

La historia de la comida peruana es una historia muy rica, no solo en sabores, sino también es anécdotas y orígenes, en donde casi nada de lo que conocemos y comemos actualmente es tal cual se preparaba en los siglos pasados. La cantidad de platos típicos con los que cuenta el Perú es interminable, cada uno con su propia hechura pero también con su propia fusión con diferentes estilos de muchas partes del mundo, desde la cocina española hasta la china, sin dejar de mencionar a lugares como el África o hasta Japón. Y ahora hablaremos de algunos de los platos típicos más representativos del país, y por eso te presentamos la historia de tus platos favoritos. Bueno, quizás alguno no lo sea (sí, hay gente a la que no le gusta el ceviche), pero sus historias no dejan de ser interesantes.

  • Cau cau: Así como tiene amantes, tiene también bastantes detractores, pero es innegable que es un clásico de la comida criolla peruana. Está hecho a base de mondongo o tripas de vaca (por lo que seguramente causa esa discordancia de gustos), papa picada en pequeños trozos, cebolla, ajos y perejil. El origen de su nombre aún sigue en discusión: se dice que proviene de vocablos quechua can (menudencia) o acacau (caliente). Otras versiones indican que los inmigrantes chinos del siglo XIX decían “caucau” para indicar que los ingredientes debían cortarse en porciones muy pequeñas. Hay una versión más simple aún: cau es una castellanización de la palabra inglesa “cow” (vaca). Pero lo cierto es que algunas investigaciones indican que Antonio Raimondi detalla una preparación en Arequipa hecha con un tipo de huevera denominada “ataco”, por lo que esta vianda también se prepararía con menudencia de pescado.
  • Ceviche: Un nombre con varias forma de escribirse: cebiche, sebiche o seviche (palabra que ya aparece en algunos escritos de 1820), y ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación. Se prepara con pescado en trozos cocinado por el jugo de limones verdes, acompañado de cebolla, choclo y camote. Sus orígenes están sindicados al norte del Perú, y de ahí se extendió a lo largo de la costa peruana (aunque virtualmente lo consumen en todo el país); pero específicamente, en la cultura Mochica, hace unos 2000 años, ya se consumía el pescado trozado de esta manera, cocina por los cítricos de frutas como tumbo o maracuyá. De acuerdo a las investigaciones, el nombre es derivado del vocablo quechua “Siwichi”, que se puede traducir como “pescado fresco”. Sin olvidar que los españoles nos trajeron la cebolla y el limón. Así que nada como un “seviche” para ejemplificar una verdadera mezcla de culturas.
  • Juane: La selva siempre ha tenido mucho que ofrecernos, en la gastronomía no es distinto. El juane o juan es uno de sus platos más representativos, y es típico durante la fiesta de San Juan, celebrada cada 24 de junio. Es un plato a base de yuca, arroz y gallina, aunque no es su única versión. Aunque se cree que es de origen precolombino, se le dio ese nombre en honor a San Juan Bautista y fue asignado a partir de la llegada de los conquistadores españoles a dichas tierras, al expandirse la religión cristiana entre los nativos. Si bien es cierto su origen no está bien definido, se asume que era un alimento habitualmente elaborado para los viajeros, pues se “guarda” en hojas de bijao, una planta tropical, lo que facilita su transporte y conservación, pues se evitaba que la comida se descomponga.
  • Lomo saltado: Después del ceviche, es quizás el plato criollo que cuenta con mayor preferencia en nuestro país. Sus orígenes nos llevan al siglo XIX, y si bien es cierto no era el único nombre por el que se le conocía, es el que ha prevalecido. Lo cierto es que es un plato que posee una influencia de la cocina china (sobre todo cantonesa) que no se puede ocultar ni negar. La principal referencia está en su preparación, ya que se cocina en sartén (de ahí el nombre de “saltado”, por la acción del cocinero de hacer saltar los trozos de carne). La receta tradicional incluye, además de la carne de res y las papas, ají verde, vinagre, tomate, comino y perejil, aunque el sillao también se hace presente en algunas preparaciones. Sea como fuere, es uno de nuestros platos de bandera.
  • Pachamanca: Si hay un plato que no podía faltar en este post, es precisamente la pachamanca, una comida preparada mediante la cocción de distintas carnes: vaca, cerdo, pollo, e incluso cuy, todas al calor de piedras precalentadas, y aderezadas con ají, huacatay, y diferentes especias. Su nombre es evidentemente quechua, (pacha, “tierra” y manka, “olla”), y sus orígenes se registran desde la era de los Incas, que es la que ha sobrevivido hasta nuestros días, en los que se tiene que hacer un hoyo en la tierra para colocar las piedras calientes y acomodar las carnes y demás ingredientes, tapándolo luego con hojas de palmera. Pero se sabe que en tiempos precolombinos no se ponían carnes y su cocción era en “pirqas”, pirámides huecas en las que se ponían maderos encendidos para calentar las piedras y luego de estar calientes, se colocaban las papas.

¿Está tu plato peruano favorito en esta lista? ¿Cuál agregarías tú? Queremos que nos lo cuentes en los comentarios.

Colegio

5 deportes extremos que practicar en Perú

26 diciembre, 2016 — by Cristhian Manzanares

shutterstock_98794517-960x640.jpg

La adrenalina es una hormona segregada por nuestras glándulas suprarenales (arriba de nuestros riñones), y provocan eso que sentimos cuando nos enfrentamos a una situación de riesgo o peligro; es tan fuerte tal sensación, que el hombre provoca este tipo de situaciones para poder sentir esta hormona recorrer su cuerpo. Y una de esas maneras es practicar lo así llamados “deportes extremos”, aquellos que uno ve y dice “qué voy a hacer eso, pues…“, pero para estos individuos son un claro desafío a su rutina. De hecho, muchos de estos deportes (por no decir todos) son practicados bajo extremas medidas de protección y seguridad. Aquí en nuestro país se pueden practicar muchos de ellos. así que aquí te presentamos 5 deportes extremos que practicar en Perú.

  1. Kayak y Rafting: Para practicarlo en nuestro país, el lugar indicado es Lunahuaná. Ahí puedes recorrer las aguas del río Cañete y someterte a la velocidad de la corriente, cuya mejor época es entre noviembre y abril, para sentir el vértigo de los rápidos a full, desafiando las rocas. Puedes encontrar allí mismo paquetes básicos desde 80 soles (si es que tú mismo no cuentas con los implementos para hacerlo), y además también puede recorrer un poco la ciudad. Ahora, si lo tuyo es divertirte en grupo, el Rafting o “balsismo” (por el tipo de balsa inflable utilizada) es lo que debes hacer, y para eso el Cusco es el lugar a visitar. Luego de deslumbrarte con Machu Picchu, el destino ideal es el río Urubamba; otra opción más que recomendable es el Cañón Cotahuasi, sin dejar de mencionar el río Chili, todo esto en Arequipa. Tienes para escoger.
  2. Sandboard: Un poquito más allá de Lunahuaná, en la laguna de la Huacachina, tenemos un paraje ideal para practicar este deporte. Como sabes, Lunahuaná es nuestro oasis particular, y en este desierto puedes deslizarte sobre las dunas y médanos que se forman en toda su extensión. Ahora, si quieres algo más emocionante todavía, también ahí mismo puedes subirte a un tubular, y conducir sobre las dunas a toda velocidad. Es más, puedes contratar un tour que ofrezca ambas actividades en un pack de pura diversión. Definitivamente, pasarás un día lleno de vértigo y mucha, mucha arena.
  3. Parapente: Lima también tiene algunas cosas que ofrecernos en el apartado “extremo”, y en Miraflores ubicamos una de estas propuestas. Es solo cuestión de acercarse al malecón (sobre todo por el parque Raimondi) y preguntar por los precios. Puedes subir acompañado de un instructor quien será el encargado de manejar todos los equipos, así que tú solamente debes relajarte y disfrutar del esplendoroso paisaje que se develará ante ti, a una altura de 250 metros. Y si lo haces en un día particularmente soleado, la experiencia valdrá la pena totalmente. De todas formas, chequea las páginas de descuentos por cupones, que por ahí te puedes encontrar una oferta tentadora, ¡no te lo pierdas! P.D.: También se hace parapente en el Valle sagrado del Cusco. Just sayin’…
  4. Canopy: consiste en deslizarte por medio de arneses y poleas sobre una extensión de terreno, con cuerdas aseguradas durante el recorrido. Las estructuras generalmente son colocadas sostenidas en árboles de gran altura para que puedas apreciar ríos y bosques, sin poner en peligro tu seguridad. Dicho esto, recomendamos hacerlo en hermosos lugares como Iquitos y Puerto Maldonado, ya que ahí podrás cruzar un puente colgante de 500 metros de longitud, alcanzando una altura de 35 metros. Averigua los precios que algunos lodges pueden ofrecerte, ya que en sus paquetes también pueden incluir otro tipo de actividades. También te recomendamos hacerlo en Santa Teresa, a 15 kilómetros de Machu Pichu. por si tienes ganas de un viaje vertiginoso a través de 2500 metros, divididos en 6 secciones. Tú eliges.
  5. Puenting: A alguien alguna vez se le ocurrió que tirarse de un puente no solo era divertido sino también podía convertirse en un deporte, y ahí lo tienes. Es más, hay muchísimos lugares en el país para practicarlo (no, en el puente Villena ya no). Está Poroy en el Cusco (la de cosas que hay para hacer allá, ¿no?), cuyo salto es de aproximadamente 120 metros, siendo una de las plataformas más altas en Sudamérica; en menores alturas, está el puente Autisha en Santa Eulalia (Huarochirí), con un salto de unos 20 metros, y de ahí sigues a Marcahuasi si lo deseas; tienes al puente Challape en Matucana, con un salto de 30 metros; y otro que podemos recomendar a este nivel, es el puente Pariac, cerca a Huaraz, con un salto de 25 metros, y bajando te vas hasta el mirador de la Cordillera Blanca. Así que hay para todos los gustos.turismo en peru Jumping en cusco aventura extrema

¿Cuál es el deporte extremo que a ti te gusta practicar (o al menos ver de lejitos, aunque sea)? ¿No está en esta lista? Cuéntanos en los comentarios.