main

Universidad

Qué hacer para diferenciarte antes de salir de la universidad

23 mayo, 2017 — by Cristhian Manzanares

shutterstock_326855354-960x739.jpg

Si ya estás por acabar tus 5 años de educación superior en la universidad, seguramente hay una palabra que está rondando con más fuerza en estos días por tu cabeza. No, no es “vacaciones“, todo lo contrario, ahora es cuando el trabajo más fuerte empieza. Tampoco “gerencia“, no, nunca tanto, recién comenzaras tu etapa laboral. Y precisamente esa palabra tiene que ver con eso. Así es, esa palabra es “competencia“. Lo quieras o no, ahí afuera (e incluso dentro de tu misma facultad) habrá otras personas que quieran posicionarse en los mismos puestos que tú. Y si quieres que las empresas se fijen en ti, pues, es menester que tomes cartas al respecto. Así que aquí te orientamos sobre qué hacer para diferenciarte antes de salir de la universidad. Todo depende de ti, así que presta mucha atención.

  • Tu preparación no acaba saliendo de la universidad. ¡Todo lo contrario! Acaso si recién empieza. Si hay alguna materia que te llamó la atención durante tus últimos ciclos y quieres saber más respecto, busca cursos en los cuales puedas inscribirte y seguir aprendiendo más. La universidad ya no basta para todo lo que necesitas aprender y conocer. Y no necesitas tampoco terminar tu educación universitaria para aprender más cosas. Cursos abundan, ya sea online o en alguna sede, ya sea gratuitos o pagados. Puedes llevarlos paralelamente a tus horas de clase o los fine de semana. Aquí no sirven los pretextos.
  • Mejora o desarrolla tus habilidades no académicas. Es decir, está bien saber todo lo que has estudiado. Tus futuros jefes seguramente quedarán encantado con todo lo que has aprendido. Pero también buscan a personas con un buen trato personal, que se lleven bien con sus compañeros de trabajo, que muestren visión y liderazgo; no solo a alguien que vaya y haga su trabajo de 9 a 6 (o 7 o la hora que sea). La cultura empresarial es importante y es muy valorada por quienes buscan nuevos empleados. Tenla muy en cuenta.
  • Adopta y desarrolla una presencia profesional. Este punto es importantísimo y crucial, y en parte está relacionado al punto anterior. El manejo de tu comportamiento online puede ser la diferencia entre conseguir un puesto o ser descartado para el mismo. ¿Tienes una cuenta en LinkedIn? Debes tenerla ya mismo. ¿Te gusta compartir memes estúpidos en tu Feis? Pues, mejor anda compartiendo links de interés respecto a tu profesión que quieres obtener. ¿Tuiteas cosas sin sentido solo para que te retuiteen? Qué tal si cambias de enfoque y colocas más contenido que te ayude a expander (o en su defecto, comenzar a tener) una red de contactos profesionales. ¿Aburrido? Tal vez, pero los reclutadores vaya que miran tus redes sociales. Y si no les gusta lo que ven…
  • Haz contactos y busca oportunidades. La etapa de entrevistas laborales está a la vuelta de la esquina (si es que no has pasado ya por algunas, seguramente). Acude al departamento respectivo en tu facultad para que te orienten sobre las distintas oportunidades que presenta el mercado laboral (sea para prácticas pre profesionales o una vacante junior en alguna empresa) y sigue sus recomendaciones. De otro lado, ¿conoces amigos que ya están colocados en alguna empresa? Contáctalos, que cuenten sobre las vacantes que tienen ahí disponibles y pueden interesarte o ajustarse a lo que buscas profesionalmente. Escríbeles manifestándoles tu franco interés, y diles cuáles son tus capacidades y qué buscas obtener de dicho lugar.
  • ¿Ya estás buscando chamba? Aplica los lunes temprano. Sí, un estudio de Bright.com, una web de búsqueda de trabajo, revela que los postulantes tienen más probabilidades de avanzar en los procesos de selección y contratación (es decir, ser llamados a entrevistas) si envían sus CV y carpetas de trabajo los días lunes, a diferencia de cualquier otro día de la semana.

Ya lo sabes, destacarse es importante para llegar a obtener esa posición que has venido buscando durante toda tu etapa universitaria. ¿Qué otros consejos podrías aportar para destacarse antes de salir a la universidad? Ponlos en los comentarios, queremos leerlos.

Universidad

¿Cómo organizar mejor tú tiempo en la universidad?

30 marzo, 2017 — by Renzo Risco

shutterstock_390959932-960x640.jpg

En la época de estudiante, muchas personas tienen un serio problema para poder organizarse y realizar todas las actividades. En muchos casos, esto puede traer pésimas consecuencias con las notas u horario de sueño. Por eso, te contaremos algunos consejos para que puedas organizar mejor tú tiempo durante la universidad.

  • Agenda móvil

Cuenta con una agenda, establece tus horarios y respétalos. En tiempos modernos es muy fácil, contamos con todos los beneficios de la tecnología, algo que te puede ayudar es tu fiel amigo el celular. Puedes programar y establecer tus horarios dentro del celular, así siempre te alertará en lo que habías pensado en aprovechar ciertas horas y dedicarlas al estudio.

  • No te estreses

Esto es algo que debes evitar por sobre todas las cosas, solo te traerá complicaciones. Intenta no pensar en negativo o hacerte de la idea que no lograrás lo planeado, podrías creértela y tirar la toalla por algo que es muy simple, No te ahogues en un vaso de agua. Relájate, piensa y ponte manos a la obra.

  • No procrastines

Grueso error en la vida de un estudiante, el hecho de decirse a sí mismo “luego lo haré” o “tengo bastante tiempo para realizarlo”, es muchas veces el peor enemigo. Si debes hacer algún trabajo, no pierdas tiempo y lo dejes para último momento, para cuando te des cuenta, tendrás más de una actividad para realizar en muy poco tiempo.

  • Método de estudio

Todas las personas tenemos un método de estudio que nos sirve, algunos funcionan más en cierto tipos de persona y en otras no. Identifica cuál es el tuyo y ponlo en práctica, esto te ayudará a ganar más tiempo y aprender más rápido tus materias.

  • Menos fiestas y más horas de sueño

A todos nos ha gustado salir a reuniones sociales durante nuestra época de estudiante, pero para todo tenemos tiempo. La vida en la universidad no solo se trata de salir a divertirse y hacer amistades, hacer un buen círculo social o red de contactos es importante, pero de nada sirve si no rindes en las materias. Enfócate en estudiar, descansar bien y verás que el tiempo llegará solo, con una buena administración de tus momentos libre podrás disfrutar de las reuniones.

Ahora que sabes estos consejos, no pierdas más el tiempo y ponlos a prueba, de seguro te brindará muchas satisfacciones. ¿Cuál es el método de estudio que usas a menudo?.

Universidad

Estas son las 5 universidades con mayor prestigio en el mundo

7 marzo, 2017 — by Cristhian Manzanares

shutterstock_225178372-960x640.jpg

Estudiar en una universidad es un sueño para muchos, pero que no todos logran, por diferentes factores. Realizar estudios superiores en una casa que te acoja y te brinda todas las posibilidades para desarrollar tu talento al mismo tiempo que te exige dar lo mejor de ti es un objetivo en la mente de miles de jóvenes de todo el mundo. Algunas universidades, conscientes de esta demanda, están preparadas para recibir cada año a miles de estudiantes de todos los países de este planeta, listos para brindarles no solo la mejor enseñanza sino también para introducirlos en diferentes áreas de investigación y así desarrollar los conocimientos y habilidades de todos estos jóvenes. Sin más preámbulo, estas son las 5 universidades con mayor prestigio en el mundo. ¿A cuál apuntas?

  1. Harvard (Cambridge, USA).
    Se le considera la universidad ante la cual todas las otras miden sus propios estándares. Fue fundada en 1636, lo que la convierte en la universidad más antigua de los Estados Unidos. Pero más allá de su antigüedad, el prestigio de Harvard recae en la excelencia que han alcanzado sus egresados: 47 premios Nobel, 32 presidentes y 48 ganadores del Pulitzer, nada menos. Además, poseen la biblioteca académica más grande del mundo, Widener, que aloja 6 millones de volúmenes, con lo cual no sorprende que sus investigaciones casi siempre copen los primeros lugares en casi todo los campos de las ciencias y las humanidades. Harvard es sinónimo de excelencia.
  2. Stanford (Stanford, USA).

    Los espacios que posee esta universidad son impresionantes: la Reserva Biológica Jasper Ridge cuenta con más de 415 hectáreas para estudios de ecosistemas de primera mano. Su radio telescopio de 1800 pulgadas, apodado “The Dish”, estudia la ionosfera. También cuentan con una reserva de hábitat de 127 hectáreas, que está tratando activamente de traer de vuelta a la salamandra tigre, una especie en peligro de extinción en California. Y el SLAC Accelerator Laboratory avanza activamente las investigaciones del Departamento de Energía de Estados Unidos. Pero hay más que grandes laboratorios y edificios en Stanford. En sus facultados se desarrollaron las mentes de 22 Nobel, 51 miembros de la Sociedad Filosófica Americana, 3 receptores de la Medalla Presidencial de la Libertad, 158 miembros de la Academia Nacional Ciencias, y 5 Pulitzer.

  3. MIT, Massachusetts Institute of Technology (Cambridge, USA).

    Más de siglo y medio después de su fundación en 1861, el MIT sigue siendo el mejor centro de investigación científica del planeta. Su enfoque y metodologías para atacar los problemas que afectan a nuestro mundo los ha llevado a generar una creatividad pragmática que ha producido innumerables científicos e ingenieros, entre ellos 80 premios Nobel, 56 ganadores de la Medalla Nacional de Ciencias, y 28 de la Medalla Nacional de Tecnología. A pesar de esto, siempre tienen un espacio reservado para las artes y humanidades. Por esta razón, el MIT Press publica 30 prestigiosos diarios y 220 libros de primera calidad cada año. Desde 1899, el MIT Technology Review ha investigado continuamente el desarrollo de tendencias en las ciencias industriales y otros campos relacionados, convirtiendo a sus publicaciones en esenciales para cualquiera que quiera entender hacia donde la innovación del futuro está apuntando. ¿Personajes notables afiliados al MIT? Buzz Aldrin, astronauta del Apollo 11; el padre de la lingüística, Noam Chomsky; y el ex Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

  4. Universidad de Cambridge (Cambridge, Reino Unido).

    Sí, esta es la “otra” Cambridge. De hecho, es una de las más viejas del mundo: fue fundada en 1209, por lo que se podría afirmar que mucho de lo que se ha aprendido en la historia de las ciencias en el mundo occidental se enseñó en sus aulas. Grandes científicos y matemáticos pasaron por ahí, como Francis Bacon, Isaac Newton, Charles Darwin, Srinivasa Ramanujan, Alan Turing, y Stephen Hawking, entre tantos nombres ilustres, ya sea para  hablar de las ideas unificadoras de la física, de los fundamentos de la informática o de la codificación de la biología. De esta manera, Cambridge ha estado a la vanguardia de la búsqueda de la verdad por la humanidad mucho más tiempo de lo que la mayoría de las naciones del planeta han existido. Sin dejar de lado los logros alcanzados en las humanidades, ya que nombres ilustres como Desiderius Erasmus, John Milton, Bertrand Russell, Ludwig Wittgenstein, John Maynard Keynes, y C.S. Lewis también enseñaron y estudiaron aquí.

  5. Princeton (Princeton, USA).

    Esta es una de las universidades más antiguas e históricas de los Estados Unidos. En su famoso Nassau Hall aún se puede apreciar una marca de bala de cañón de la Batalla de Princeton de 1777, y su ex presidente John Witherspoon fue el único presidente universitario en firmar la Declaración de Independencia. Con casi 3 siglos de historia, esta casa de estudios goza de buena fama y un pequeño número de estudiantes y programas: no tienen facultades de Derecho, de Medicina, o de Negocios. Entonces, en lugar de desarrollar programas profesionales, se ha convertido conscientemente en un grupo de reflexión masivo, impulsado por la investigación. Princeton espera que sus profesores enseñen a estudiantes de diversos niveles académicos. Además, Princeton, más que muchas otras instituciones líderes, continúa desafiando a sus estudiantes con una escala de calificación difícil.

Colegio

¿Aún no sabes cuál es tu vocación?

28 febrero, 2017 — by Renzo Risco

shutterstock_557507020-960x468.jpg

Cuando uno está a punto de acabar la secundaria tiene muchas cosas en la cabeza, pero una de las que debes considerar por encima de todo es qué harás, o mejor dicho qué piensas estudiar para tu futuro. Es difícil encontrar la verdadera carrera, la que te ayudará a crecer en el ámbito profesional. Por eso, hoy te brindamos algunos factores a tener en cuenta para elegir tu profesión.

  • Qué carrera profesional

Lo primero que debes considerar es qué tipo de carrera profesional te gustaría ejercer para tu vida. Debes considerar diversos factores porque recuerda que debe ser de tu agrado y no presentar incomodidades, esto te podría causar problemas en el futuro.

  • Estilo de vida

Debes analizar tu tipo de vida y cuáles son tus hábitos diarios, esto te podría ayudar a descartar ciertas carreras profesional en las cuales tal vez debas lidiar con hábitos que no son de tu gusto. Selecciona bien, no lo hagas impulsivamente, recuerda que esto es parte de tu futuro.

  • Habilidades

Es muy complicado y arriesgado que elijas una carrera en la cual no has demostrado tener algún tipo de habilidad. Si en la etapa escolar sufrías con los números y sentías que no era lo tuyo, por obvias razones, deberías considerar que elegir una carrera que involucre muchos de ellos sería una cuesta arriba todo el tiempo.

  • Mercado Laboral

A la hora de elegir una carrera, uno de los puntos a tomar en cuenta, es el mercado laboral. Recuerdo que al dedicarte  y luego trabajar en esto, dependerás de las plazas laborales. Si la carrera que estás pensando estudiar no tiene mucho acogida, no queremos decir que no sea una opción, pero se hará más complicado cuando acabes tu profesión.

  • Prácticas o Pasantías

Analiza todos los factores; antes de terminar tu carrera profesional es recomendable, por no decir obligatorio en muchos casos, llevar pasantías o prácticas profesionales. Esto te ayudará a experimentar y afianzarte en labores de tu tarea. Evalúa que haya muchas posibilidades para poder realizar esta etapa en tu carrera.

  • Universidades

Siempre hay universidades o instituciones donde siempre has querido estudiar, evalúa las carreras y la malla curricular, luego de esto elige la mejor opción. Si en donde siempre has querido estudiar no existe la carrera, evalúa opciones parecidas o sino busca una institución similar.

  • Consejeros universitarios

En todas las instituciones existen consejeros universitarios, estos podrían ayudarte en tu elección final, instruirte y darte conceptos más a fondo de las posibles opciones para estudiar que tienes. Si no acudes a uno, podrías ir a un psicólogo y realizar test vocacionales, debes liberarte y ser totalmente honesto, sino, esto no funcionará.

  • Profesionales en el campo

Este factor es sumamente importante, los profesionales que se dedican al campo de estudio de tu interés podrían ayudarte y darte novedades y explicarte a qué clase de labores y acciones realizan en su día a día. Si no conoces a alguien de la profesión en la que piensas seguir, puedes consultar con tus padres o familiares, de seguro ellos sí conocerán una persona.

Recuerda, esta decisión es muy importante para tu vida. Coméntanos, ¿Ya has pensado en qué carrera profesional elegir?

Colegio

No sé qué estudiar

18 julio, 2016 — by Mi manzana

shutterstock_85474510-960x640.jpg

Uno de los primeros retos que asume todo adolescente, llega en los meses finales de su etapa escolar. Durante esos días en que los test vocacionales comienzan a ser más frecuentes, las visitas a las ferias universitarias son casi obligatorias, y las preguntas de los familiares son más insistentes, a muchos jóvenes les cuesta mucho elaborar una respuesta que camufle lo que en el fondo quieren contestar: “Mamá, papá… no sé qué estudiar”.

Tranqui. Esa respuesta es totalmente normal, y nadie está obligado a saberlo en primera instancia. Sin embargo, desde este espacio podemos darte algunas tips para que comiences a definir cuál es aquel interés personal que puedes ir desarrollando en una carrera en la cual te sientas motivado y a gusto. Léelos a continuación:

  1. Hazte las preguntas adecuadas: En principio, son dos preguntas, básicamente: ¿Qué es eso que me excita, que me llena de energía, que captura mi atención? Y al mismo tiempo, ¿en qué soy bueno, en qué suelo destacar? Seguramente cuando tenías 5 años a todo tu vecindario le dijiste “quiero ser un piloto espacial”, y te veías muy tierno con tu casco de juguete, y los ojos se te llenan de emoción cuando ves las repeticiones de Cosmos. Pero al mismo tiempo, tus cuentos e historias sobre las aventuras de ese personaje que has creado que viaja y conoce toda la galaxia es lo que te llena. Define exactamente cuáles son tus intereses y correspóndelos con una carrera en la cual veas que te sentirás plenamente desarrollado. Tal vez ser un ingeniero mecánico no es tanto lo tuyo, y un escritor de ciencia ficción encaje mejor en ti.
  2. Lista de intereses: Todos queremos un trabajo que nos agrade, sí. Pero no todos buscamos lo mismo en el nuestro. Siendo esto un ejercicio bastante personal, debes ser completamente honesto contigo respecto a tus prioridades, y así encontrar el trabajo al cual le dedicarás mucho entusiasmo. De la misma forma, será más fácil encontrar discrepancias en aquello que quieres hacer frente a lo que deseas obtener de tu carrera. Quieres un salario elevado, ok. Quieres un trabajo rodeado de naturaleza, vale. ¿Existe un empleo así con ese sueldo? Ojalá que lo encuentres.
  3. Encuentra a alguien que haya pasado por lo mismo: Las mismas dudas que hoy te abordan, también las pasaron muchos jóvenes en su momento. Contactando, conversando, preguntando, indagando sobre lo que hicieron otros chicos y chicas cuando tenían tu edad te puede dar una luz sobre lo que hicieron e inspirarte a lograr lo que tú deseas actualmente. Entérate sobre lo que están haciendo en la actualidad y cómo su etapa de estudiante los moldeó para realizar el trabajo que tienen ahora. Es la mejor forma de conocer cuáles son las posibilidades que te brinda una carrera determinada.
  4. Realiza prácticas pre-profesionales: Llegado a este punto es que quizás ya tengas un poco más claro qué es lo quieres hacer con tu vida profesional. Aplicar a un trabajo de medio tiempo (una parte del día en el trabajo, la otra en la universidad) te puede dar una mejor visión sobre las exigencias de un trabajo respecto al rubro donde se desempeñe, recibes un sueldo que puede ayudarte con algunos gastos, y sobre todo, puedes generar una pequeña red de contactos que sabiéndola aprovechar puede expandirse mucho más. Y si, en el peor de los casos, descubres que no es el tipo de trabajo que te gustaría hacer, pues ya tienes más experiencia laboral que muchos de tus compañeros de clase, pues te muestran una realidad que a veces no queda del todo clara en una aula. Y eso no es poca cosa.
  5. Explora carreras poco profesionales: Tú más que nadie sabes que todos quieren ser (o te dicen que seas) abogado, médico, ingeniero, y similares. Y quizás no sea exactamente eso lo que tú deseas para tu futro profesional. Nuevamente, esa respuesta es también normal. Es más que probable que estas carreras no te inspiren, ya sea porque demandan demasiado tiempo de preparación o porque involucran permanecer mucho tiempo sentado en el mismo lugar. Como fuere, tal vez lo que debas hacer es buscar en aquellas labores no tan ortodoxas y que puedan despertar en ti la motivación suficiente como para llegar con una sonrisa al trabajo. Quizás involucren estar cerca de animales silvestres, o tener que comer mucho durante el día. Hay para todos. Pero sobre todo, hay que saber buscar.

¿Cómo te diste cuenta qué era lo que querías estudiar? ¿Qué otros consejos nos puedes dar para encontrar la carrera que buscabas? Cuéntanos tu experiencia.