main

Colegio

¿Tiempo libre? Consejos para hacer productivas tus vacaciones

15 diciembre, 2017 — by MundoPilot

Fondo-Blog-post-Pilot12-960x488.jpg

¿Cómo pasas tu tiempo libre en vacaciones? De hecho, se dice que la forma en que lo haces impacta en el éxito que tendrás dentro de tu ambiente laboral. Para muchas personas, tener vacaciones significa rara vez levantarse de la cama, caminar en pantuflas, y salir una vez cada tres días. Para otros, sin embargo, es una oportunidad para realizar actividades que potencien su desarrollo profesional, además de servirles como un espacio para su crecimiento personal. Así que si estás pensando en que ya necesitas algunos días de tiempo libre, fuera de la oficina, aquí te presentamos estos consejos para hacer productivas tus vacaciones.

Colegio

Tips para descansar de verdad en vacaciones

14 diciembre, 2017 — by MundoPilot

Fondo-Blog-post-Pilot11-960x488.jpg

Verano significa vacaciones. Volvemos otra vez a esa temporada de descanso y calor (a veces, mucho, demasiado calor), así que puede relajarte y descansar por unas cuantas semanas. Ahora, ¿de verdad sabes cómo descansar y relajarte en tus vacaciones? Se trata de algo más que echarte en la cama a tomar una siesta (o dormir una media hora más en la mañana). En un mundo proclive al estrés, mucha gente se estresa incluso planeando sus vacaciones, lo cual es inconcebible. Así que para ayudarte a no alterarte cuando se supone que debes hacer todo lo contrario, te presentamos estos tips para descansar de verdad en vacaciones. ¡Relájate! Ok, ok, sin gritar… ahora sí, relájate.

Oficina

¿Listos para viajar estas vacaciones?

26 enero, 2017 — by Cristhian Manzanares

pexels-photo-297755-960x626.jpeg

Para muchos de nosotros, vacaciones significa viajar. Y cuando decimos viajar, lo que realmente queremos decir es “salgamos de Lima“. Puede ser un destino local, sea el caluroso norte del país, algún paraje exótico en la selva, o algo más elevado en nuestra sierra. Aunque, si el presupuesto lo permite, salir del país también es una gran oportunidad para conocer no solo otros lugares y otras personas, sino también otras perspectivas sobre la vida. Así que si tú y tus amigos (o tu familia) ya se hicieron la pregunta “¿listos para viajar estas vacaciones?” aquí les damos un pequeño listado de buenos y atractivos destinos para salir del caos de nuestra capital.

  • New York, USA: Es LA ciudad que debes conocer. New York es una ciudad de inmigrantes, con una arquitectura inspiradora y una escena artística efervescente. Siempre hay algo que hacer en la muy bien llamada “Ciudad que nunca duerme”. Ir a un show en Broadway, comprar en SoHo, pasar el día tirado en el Central Park; en suma, apenas llegues, instálate (sabemos que no es barato, pero valdrá la pena) y sal a explorar a toda hora la enorme diversidad de la Gran Manzana.
  • Chiloé, Chile: Quizás ya conozcas Santiago o incluso Valparaíso o hasta Viña del Mar, todas lindas ciudades de nuestro vecino del sur, pero la isla de Chiloé y el archipiélago que la rodea, llena de palafitos que alguna vez fueron hogares de los pescadores de la región, se han convertido en un pintoresco paisaje. Si quieres hacer kayac, hiking, montar caballo, y observar aves, pingüinos e incluso ballenas azules, reserva tu vuelo ya.
  • Siberia, Rusia: Si te gusta la aventura, una real aventura al límite, y sientes que ya lo probaste todo, la tundra ártica es para ti. El principal problema, en caso te animes a ir por tu cuenta, es que deberías saber algo de ruso, pero como asumimos que no será el caso, puedes contactar algún tour que te lleven por ahí a ver tigres siberianos (pero no cazarlos, no seas demente). Cruceros de 8 días por el lago Baikal, el más profundo del mundo, también están disponibles. ¿Te animas?
  • Costa Rica: Se habla mucho del Caribe cuando se mencionan las vacaciones, pero rara vez se habla de Costa Rica, uno de los países con la mayor biodiversidad del planeta. Y a la fecha, la ciudad se está convirtiendo en uno de los lugares turísticos más atractivos de esa parte del mundo, con ricas playas, una verde y frondosa vegetación, y lujosos hoteles, además de otras opciones más económicas para los turistas, en un paraje que ofrece mucho por conocer y descubrir. Tenla en tu lista.
  • Islas Galápagos, Ecuador: Ya hablamos del vecino del sur, ahora toca el del norte. También hablamos de biodiversidad, y esta cadena de islas la tiene en abundancia: actualmente viven ahí más pingüinos de los que había hace 15 años, siendo las islas de Isabela y Fernandina las más favorecidas; además de otras especies animales. Y si planeas toparte con algo más “intenso”, no puedes dejar de visitar sus formaciones volcánicas . Si Charles Darwin visitó estas islas allá por 1835, así que por qué no podrías tú.
  • Zanzíbar, Tanzania: Si algo se sabía de este enclave africano es que ahí nació Freddie Mercury, el vocalista de Queen. Ahora que ya captamos tu atención, te podemos decir además que este lugar ha llamado últimamente la atención a algunas cadenas hoteleras por sus playas instalándose en las llamadas Spices Islands. Si te da la locura (y el presupuesto) para llegar allá no dejes de visitar Forodhani Gardens, donde hay un mercado nocturno en el que podrás probar kebabs de comida marina, sopa urojo, jugo de caña de azúcar, chapati con Nutella y su famosa pizza de Zanzíbar, que es un crepe con huevos y carne encima. Con tal que no tenga piña…
  • Islandia: La tierra de Björk es una de las más peculiares de nuestro planeta. Ubicada muy, muy arriba en el hemisferio norte, es el lugar privilegiado para deslumbrarse con las Luces del Norte, que no son otra cosa que las famosas auroras boreales. Y eso es solo una de las tantas maravillas naturales que ofrece: hay glaciares, cascadas, campos de lava, arcoiris, géisers, y demás. Hey, hasta a su equipo de fútbol les fue mejor que nunca en la Eurocopa. Parece que es un buen lugar.
  • Machu Picchu: Por más obvio, trillado y cliché que suene, DEBES ir a Machu Pichu. Es colosal, mágico, intrigante, majestuoso, único. Una vez que coges el tren en Aguas Calientes y recorres la vía a lo largo del río Urumbamba, lo que sigue es una experiencia irrepetible, que se renueva con cada visita, en donde pareces que descubres algo que nunca habías visto antes. Una vez dentro del Valle Sagrado solo queda dejarse embrujar por el misterio de esta ciudadela que nos regalaron los Incas.

¿A cuál de estos lugares te gustaría viajar? ¿Ya habías ido a alguno de ellos? ¿Qué otro destino nos recomiendas para estas vacaciones? Déjanos tu respuesta en los comentarios.

Colegio

¿No sabes qué hacer estas vacaciones?

6 enero, 2017 — by Renzo Risco

shutterstock_259319342-960x640.jpg

Hace unas semanas se terminó el año escolar, seguido de las fiestas navideñas y el año nuevo. Ahora empezamos enero y los estudiantes de colegio que si salieron bien en sus notas podrán gozar de dos meses de vacaciones. Para que no te aburras en las vacaciones o todos los días hagas lo mismo, hoy te traemos una serie de actividades que podrás realizar durante el verano para que puedas ocupar tu tiempo en algo más productivo.

  • Deportes

Durante los meses de enero y febrero podrías inscribirte en una academia y realizar alguna actividad deportiva. En Lima hay infinidad de academias donde podrás aprender distintas disciplinas deportivas; las más comunes son el básquet, fútbol, vóley, natación, tenis.  Esta puede ser una buena opción, ya que al no tener nada que hacer en verano podrías adquirir varios kilos al quedarte todo el día echado en la cama, en cambio al hacer deporte quemarás calorías y podrás llegar totalmente renovado al inicio de clases.

Si estás cansado de los deportes tradicionales, puedes optar por empezar a entrenar en una academia de box, muay thai, karate, entre otros. Si lo tuyo es la playa, no tienes excusa, el surf es una excelente opción para ejercitarse y divertirse con amigos en el mar.

  • Estudiar un idioma

2

Algunos de ustedes pensarán por qué tener que estudiar si ya acabe todo un año de ello, pero no lo veas de esa forma, míralo desde la perspectiva de que podrás conocer nuevas personas, hacer nuevas amistades y probablemente te divertirás un montón. También, debes evaluar que el hecho de empezar a estudiar un nuevo idioma y aprenderlo con el tiempo, te dará muchas oportunidades conforme vayas creciendo y desarrollándote profesionalmente.

No es necesario que te sacrifiques durante el verano con los horarios o la distancia para poder estudiar un nuevo idioma; con las facilidades que existen actualmente, podrás encontrar una sede cercana de alguna institución de idiomas y seleccionar entre su diversidad de horarios. Tienes para elegir, tal vez si no dominas mucho el inglés, esta es una buena opción; podrías evaluar la posibilidad del francés, portugués, japonés, alemán, entre otros.

  • Aprende a tocar un instrumento

3

Si eres de las personas que pueden pasarse horas viendo videos o investigando sobre su artista favorito, esta puede ser una gran opción, por qué solo escuchar su música y no aprender cómo lo hace. Para realizar esta actividad debes tener mucha paciencia, pero luego de unos meses de práctica verás los frutos, podrías matricularte en clases de guitarra, órgano eléctrico, batería, violín, trompeta, cajón peruano, entre otros.

Si crees que lo tuyo no es tocar instrumentos, pero tienes habilidades de canto, no pierdas la oportunidad; desarrolla esa técnica vocal para que con el tiempo puedas deslumbrar a las personas con tu gran voz, y quién sabe, con los años tal vez puedas hasta incursionar en el mundo de música.

Este verano ya no tienes excusa para estar en tu casa todos los días; sal, explora, diviértete y aprende, ¿cuál de estas disciplinas te gustaría aprender este verano?

Universidad

¿En qué ocupar mis vacaciones de medio año?

8 agosto, 2016 — by Mi manzana

shutterstock_388089646-960x640.jpg

El fin de ciclo no solo supone el final de un arduo y generalmente agotador ciclo universitario, sino también el inicio de algo que en las últimas semanas has estado deseando sobremanera: ¡Vacaciones! Listo, es tú primer día libre… ¿y ahora qué? Bueno, es importante que sepas reconocer las oportunidades que puedes aprovechar en estos días y semanas libres antes de empezar nuevamente tus clases. Así que cuando llegue ese momento en donde la siguiente pregunta que te formules no es la de un examen final sino esa que dice en que voy a ocupar mis vacaciones de fin de año, aquí te podemos dar algunos valiosos consejos. Léelos a continuación y aprovéchalos al máximo.

  1. Consigue un trabajo temporal. Algunos expertos recomiendan que ese trabajo que consigas sea en el rubro de ventas. Puede ser un trabajo de medio tiempo durante estas semanas de vacaciones, como también puede ser uno que logres mantener a lo largo de todo tu semestre académico, siempre y cuando no resulte un obstáculo, sino al contrario te permita crecer y adquirir una importante experiencia profesional. ¿Por qué ventas? Es importante adquirir un nivel de interacción con el público que te permita apreciar la importancia de relacionarse con las personas (así sea vendiendo enciclopedias puerta a puerta), más que sentarse en un escritorio y estar todo el día delante de una bendita pantalla.
  2. Busca pràcticas pre-profesionales. Para algunos, obtener una pasantía en un trabajo importante puede significar màs que conseguir un trabajo part time. Algunos de estos son no remunerados, pero aquí lo que vale es adquirir una experiencia completa y real del ambiente de trabajo en el cual tù como estudiantes aspirar a alcanzar Obviamente, es preferible recibir un sueldo por lo que haces, pero de no ser así ten las cosas claras desde el principio con tu empleador, primero para no realizar más labores de las que te competen (y por las que no te pagarían si lo hicieran), y que de igual forma recibas un certificado o algún documento que deje en claro tus labores en dicha empresa, la función que desarrollaste y los resultados que obtuviste, que esperamos sean óptimos, por supuesto. No olvides ni huyas de estas evaluaciones. Son lo mejor que podrás obtener de esta etapa pensando en tu futuro.
  3. Acude a un voluntariado. Una bonita, humilde y apreciable forma de pasar este “tiempo libre” entre ciclos, es ofrecer tu trabajo voluntario a alguna asociación sin fines de lucro y nutrirte de esta experiencia (la cual dicho sea de paso es muy bien apreciada por algunos reclutadores de empresas al momento de revisar tu curriculum). Pero ese no es (tanto) el punto, sino el hecho de obtener otro tipo de experiencia laboral y profesional, relacionarte con muchas personas de diferentes ámbitos, recibir una educación mas humana y social, y adquirir habilidades que quizás no sabías que tenías o podías desarrollar. Y hasta por ahí puedes viajar fuera de la ciudad, quien sabe…
  4. Viaja. Si tienes las posibilidades, hazlo. No lo pienses mucho. Escoge un destino, y viaja. Sal de la ciudad, tienes la edad perfecta para conocer y aprehender otras realidades, otras costumbres, otros estilos de vida, otras perspectivas sobre las mismas cosas que tú vives a diario (o que, precisamente, no son parte de tu realidad). Tú más que nade sabe que este mundo es cada segundo más global que ayer, y el tipo de crecimiento que podrás lograr visitando otras ciudades, conversando con otras personas, envolviéndote en otras culturas, no te lo da miles de clicks en una red social o app. Tienes que estar abierto y dispuesto a afrontar, quizás, un cambio profundo en tu vida, y a la vez, puede servirte para establecer y definir tus planes a futuro.
  5. Estudia más. La universidad a veces tiene esto que te deja con ganas de más. Y no necesariamente te interesan los cursos que llevas, sino otros que se generaron de alguna lección recibida en clases. Busca un curso online que se ajuste a tus intereses y horarios, muchos de ellos gratis y de fácil acceso, pero sobre todo, generalmente son cursos que no vas a recibir de ninguna forma en tu casa de estudios. Aprovecha todos los que puedas, obtén un certificado, y no olvides agregarlos a tu CV.
  6. Deja de preocuparte tanto. Vamos, ya lo dijimos al principio: ¡Son vacaciones! Disfruta la experiencia de ser tú mismo, de tus hobbies, de hacer deporte, de juntarte con tus amigos a hacer música, de ver esas películas que no pudiste por las amanecidas, de acumular todas esas experiencias que un poco dejaste de lado por dedicarle el debido tiempo a los estudios. Recuerda que estas nuevas experiencias siempre te llevan a conocer a nuevas personas, lo que a su vez significa tener la opción de obtener nuevas oportunidades. Solo tienes que estar listo para recibirlas y aprovecharlas. Ármate de confianza y hazlo.