main

Colegio

Tips para mantener una mente sana y positiva

24 agosto, 2017 — by MundoPilot

Quizás te haya ocurrido este escenario con alguien que conoces: estás compartiendo un tiempo bueno con esta persona luego de haber pasado por momentos no tan agradables durante algunos días (no necesariamente tristes, pero sí algo más “demandantes” mental y emocionalmente), y de pronto, se forma esta pregunta en tu cabeza: ¿por qué él/ella es tan feliz? Quizás la primer respuesta que obtengas sea esta: “Porque he elegido serlo”. OK. Debe ser que luego de tantas complejidades y entredichos en los que nos coloca la vida, alguien efectivamente decidió no complicarse y “ser feliz”. Pero seguramente, más que tomar una decisión por ser o estar feliz, lo que optaron fue dejar de regodearse en la negatividad, lo cual es un primer gran paso para llegar a este “objetivo” que es alcanzar la felicidad (o algo muy similar a ello).

¿Se puede ser feliz?

Empecemos por el principio. Ese gran paso que es, en otras palabras, adoptar una actitud positiva nos da la fuerza y el valor para abordar lo que la vida nos entrega. Cierto, parte de ella es consecuencia de lo que nosotros hacemos aquí, pero también hay que considerar que no vivimos solos sino rodeados de otras personas, y muchas veces sus acciones escapan a nuestro control. Pero lo real es que tener esta perspectiva positiva nos brinda un potencial particular para mejorar nuestra vida y nuestro desempeño en nuestras diferentes actividades en ellas.

Además, un estudio de la universidad de Yale indica que una actitud positiva ayuda a que tu corazón lata unos 7.6 años más aproximadamente. Así que en este post queremos reforzar tus ímpetus optimistas con algunos tips para mantener una mente sana y positiva. Síguelos, no aceptaremos un “no” por respuesta 😉

  • Empieza el día con una afirmación positiva

    La manera como arrancas la mañana define el tono del resto de tu día. Alguna vez te has levantado tarde, te has puesto ansioso y has sentido que no va a pasar nada bueno el resto del día, ¿cierto? A veces pasa, y eso sucede cuando comenzamos el día con una emoción negativa o una visión pesimista que se traslada a cada evento que experimentamos a partir de ahí. En vez de dejar que eso te domine, comienza tu día (es tuyo porque es consecuencia de lo que tú harás con él) con afirmaciones positivas. Háblate a ti mismo en el espejo (sí, como un boxeador), afirmando que “hoy será un buen día”, o diciendo “hoy lo voy a hacer muy bien”. Puede sonar tonto, pero te sorprenderá cómo mejora tu desarrollo.

  • Maneja tu estrés efectivamente

    Hacer muchas cosas no es tanto el problema, sino cómo manejas toda esa carga diaria. El estrés va a estar presente en varios aspectos de tu vida, así que lo mejor será que aprendas a manejar dicha carga. Precisamente, la llamada generación “millennial” es la que peor la afronta. En Estados Unidos afecta a la población entre los 18 y los 33 años por encima del promedio nacional. Cada persona tiene su forma de lidiar con el estrés, para algunas funciona leer mientras que para otras el ejercicio es lo ideal. Puede ser pintar, puede ser escuchar (o hacer) música, puede ser meditar, pero el punto en todas estas actividades es uno solo: enfocarse en el presente. Y tener una actitud de gratitud por lo que tienes (en vez de preocuparte por lo que no) también ayuda a reducirlo.

  • Busca el humor en malas situaciones

    Otra recomendación es que te permitas experimentar humor incluso en las situaciones más oscuras o desafiantes. Recuérdate que tal situación quizás te sirva después para relatar una anécdota en otra oportunidad y bromear al respecto. Pongamos un ejemplo: te dicen que hoy es tu último día en tu trabajo; piensa en la manera más absurda en la que puedas pasar tu último día ahí, o el trabajo más ridículo que puedes buscar después, ¿quizás un paseador de canguros o un escultor de chicles?

  • Encuentra amigos, mentores y colegas “positivos”

    Cuando te rodeas de gente positiva, escucharás puntos de vista positivos, historias positivas y afirmaciones positivas. Esas palabras positivas se incrustarán en ti y van a afectar tu manera de pensar, lo cual repercutirá en tu mundo y de la misma forma contribuirá a todo este grupo del que formas parte. Encotnrar gente positiva que llene tu vida puede resultar difícil, pero necesitas eliminar lo negativo en tu vida antes que esto te consuma. Haz lo que puedas para mejorar la vida de otras personas, y deja que su positivismo te impacte de la misma forma.

¿Cómo haces tú para mantener una mente sana y positiva? ¿Tienes algún consejo que nos puedas brindar? Nos gustaría leerlo en los comentarios.

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *